Noticias

DIMENSA SL

Tratamiento de agua potable y residuales

Estación de tratamiento de agua potable

Se denomina estación de tratamiento de agua potable (frecuentemente abreviado como ETAP) al conjunto de estructuras en las que se trata el agua de manera que se vuelva apta para el consumo humano. Existen diferentes tecnologías para potabilizar el agua, pero todas deben cumplir los mismos principios:

  1. combinación de barreras múltiples (diferentes etapas del proceso de potabilización) para alcanzar bajas condiciones de riesgo,
  2. tratamiento integrado para producir el efecto esperado,
  3. tratamiento por objetivo (cada etapa del tratamiento tiene una meta específica relacionada con algún tipo de contaminante).

Tipos de plantas

  • ETAP de tecnología convencional: incluye los procesos de coagulación, floculación, decantación (o sedimentación) y filtración.
  • ETAP de filtración directa: incluye los procesos de coagulación-decantación y filtración rápida, y se puede incluir el proceso de floculación.
  • ETAP de filtración en múltiples etapas (FIME): incluye los procesos de filtración gruesa dinámica, filtración gruesa ascendente y filtración lenta en arena.

También puede utilizarse una combinación de tecnologías, y en cada una de las tecnologías nombradas es posible contar con otros procesos que pueden ser necesarios específicamente para remover determinada contaminación.

 

Tratamiento de aguas residuales

El tratamiento de aguas residuales consiste en una serie de procesos físicos, químicos y biológicos que tienen como fin eliminar los contaminantes físicos, químicos y biológicos presentes en el agua efluente del uso humano. El objetivo del tratamiento es producir agua limpia (o efluente tratado) o reutilizable en el ambiente y un residuo sólido o fango (también llamado biosólido o lodo) convenientes para su disposición o reuso. Es muy común llamarlo depuración de aguas residuales para distinguirlo del tratamiento de aguas potables.

Las aguas residuales son generadas por residencias, instituciones y locales comerciales e industriales. Éstas pueden ser tratadas dentro del sitio en el cual son generadas (por ejemplo: tanques sépticos u otros medios de depuración) o bien pueden ser recogidas y llevadas mediante una red de tuberías - y eventualmente bombas - a una planta de tratamiento municipal. Los esfuerzos para recolectar y tratar las aguas residuales domésticas de la descarga están típicamente sujetas a regulaciones y estándares locales, estatales y federales (regulaciones y controles). A menudo ciertos contaminantes de origen industrial presentes en las aguas residuales requieren procesos de tratamiento especializado.

Típicamente, el tratamiento de aguas residuales comienza por la separación física inicial de sólidos grandes (basura) de la corriente de aguas domésticas o industriales empleando un sistema de rejillas (mallas), aunque también pueden ser triturados esos materiales por equipo especial; posteriormente se aplica un desarenado (separación de sólidos pequeños muy densos como la arena) seguido de una sedimentación primaria (o tratamiento similar) que separe los sólidos suspendidos existentes en el agua residual. Para eliminar metales disueltos se utilizan reacciones de precipitación, que se utilizan para eliminar plomo y fósforo principalmente. A continuación sigue la conversión progresiva de la materia biológica disuelta en una masa biológica sólida usando bacterias adecuadas, generalmente presentes en estas aguas. Una vez que la masa biológica es separada o removida (proceso llamado sedimentacion secundaria), el agua tratada puede experimentar procesos adicionales (tratamiento terciario) como desinfección, filtración, etc. El efluente final puede ser descargado o reintroducido de vuelta a un cuerpo de agua natural (corriente, río o bahía) u otro ambiente (terreno superficial, subsuelo, etc). Los sólidos biológicos segregados experimentan un tratamiento y neutralización adicional antes de la descarga o reutilización apropiada.

 

Productos químicos que pueden intervenir en el tratamiento de agua potable y residuelaes

 

Acido desincrustantes
Acido clorhídrico
Acido fluorhídrico
Acido nítrico
Acido sulfúrico
Adblue
Aditivos
Agua oxigenada
Algicidas
Almidón
Alúmina
Amoniaco
Antiespumantes
Antracita
Arena de sílice
Bisulfito sódico
Borax
Boro
Carbonato potásico
Carbones activados
Clorito sódico
Cloro gas
Cloruro cálcito
Cloruro de belzanconio
Cloruro diamónico
Cloruro férrico
Cloruro sódico
Coagulantes
Disolución amoniacal
Hidróxido cálcico
Hidróxido potásico
Hidróxido sódico líquido
Hidróxido sódico líquido aditivado
Hidróxido sódico sólido
Hipoclorito cálcico
Hipoclorito sódico
Matabisulfito sódico
Permanganato potásico
Peróxido de hidrógeno
Policloruro de aluminio
Polielectrolitos
Potásica caustíca
Sal común
Sal regenea
Sepiolita
Sulfato de aluminio liquido
Sulfato de aluminio sólido
Sulfato de cobre
Sulfato férrico
Sulfato ferroso
Sulfato de hierro
Tensoactivos
Urea
Usted está aquí: Inicio | Tratamiento de agua potable y residuales